Descubriendo la Alta Guajira

¿Buscas un lugar remoto? ¿Playas vírgenes? ¿Desiertos que se unen al mar? La Alta Guajira es tu lugar. Descubre la tierra de los Wayuu.

Vista panorámica desde el cerro «El Pilón de Azúcar»

¿Buscas un lugar remoto? ¿playas vírgenes? ¿desiertos que se unen al mar? La Alta Guajira es tu lugar.

Su ubicación en el extremo noreste de Colombia y parte de Venezuela le convierten en un lugar poco visitado por los turistas, siendo los lugares más populares Cabo de la Vela y Punta Gallinas, en la costa del Caribe Colombiano.

Cómo llegar a la Alta Guajira

Avianca ofrece un vuelo diario desde Bogotá a Riohacha a partir de 140.000 COP que dura menos de dos horas. Las empresas de autobuses Expreso Brasilia, Copetran, Rápido Ochoa y Unitransco conectan diversas ciudades colombianas con la capital de la Guajira.

  • Bogotá (22 horas – desde 90.000 COP)
  • Medellín (20 horas – desde 100.000 COP)
  • Cartagena (7 horas – desde 38.000 COP)
  • Barranquilla (5 horas – desde 25.000 COP)
  • Santa Marta (3 horas – desde 15.000 COP)

Una vez en Riohacha, tienes dos opciones para visitar los lugares más turísticos como Cabo de la Vela y Punta Gallinas: la opción más cómoda es contratar un tour de 2 días (a partir de 250.000 COP) 3 días (a partir de 400.000 COP) o 4 días (desde 600.000 COP) que incluye transporte, alojamiento, 3 comidas diarias y excursiones.

También es posible visitarlo por tu cuenta, tomando un taxi colectivo de Riohacha a Uribia (10.000 COP por persona) que te dejará en la parada desde donde salen las furgonetas a Cabo de la Vela (15.000-20.000 COP por persona). Una vez en Cabo de la Vela, es posible organizar el transporte en 4×4 a Punta Gallinas a través de tu alojamiento. El precio oscila entre 100.000 COP y 150.000 COP por persona por el traslado de Cabo de la Vela a Punta Gallinas y de Punta Gallinas de vuelta a Uribia.

Alojamiento

Los alojamientos en la Alta Guajira son muy básicos. En Cabo de la Vela hay multitud de pequeños hospedajes en primera línea de playa con opciones de dormir en hamacas (desde 10.000 COP), chinchorros (desde 30.000 COP) o habitaciones privadas (desde 50.000 COP). Aunque es posible reservar online, resulta muy recomendable elegir alojamiento al llegar allí para obtener un mejor precio.

Punta Gallinas cuenta con un par de alojamientos, siendo el hospedaje Alexandra el más limpio y cómodo, con tarifas de 15.000 COP por hamacas, 20.000 COP por chinchorros y 35.000 COP en habitación privada.

Chinchorros con vistas al mar en Cabo de la Vela

Qué llevar a la Guajira

  • Efectivo: Riohacha y Uribia son los únicos lugares con cajeros automáticos.
  • Una mochila pequeña. Es recomendable dejar el equipaje pesado en Riohacha y llevar sólo lo básico a Cabo de la Vela y Punta Gallinas.
  • Algo de ropa abrigada para la noche si vas a dormir en hamacas o chinchorro. Hace viento y bajan las temperaturas por la noche.
  • Crema solar y gorro, las playas tienen poca sombra natural.
  • Pastillas para el mareo, hay muchos baches en los caminos de tierra.
  • Un power bank, allí no hay posibilidad de cargar los dispositivos eléctricos.
  • Una linterna o luz frontal para moverte por la noche.
  • Un bidón grande con agua ya que allí no hay agua potable y es mucho más costosa. La necesitarás para lavarte los dientes o quitarte la sal tras el largo día de playa.
  • Snacks, los precios de la comida son también muy altos y la oferta escasa: huevos, arroz, pescado, pollo y verduras básicas.

Cabo de la Vela

Cabo de la Vela es el pueblo más turístico de la Alta Guajira por sus paisajes, playas vírgenes y el Kite Surf, una de las actividades más populares de la zona caracterizada por sus fuertes vientos.

Existen multitud de playas y pequeños cerros donde poder disfrutar del desierto Guajiro. La playa de Cabo de la Vela es bonita y perfecta para disfrutar de un baño o la puesta de sol sin moverte del pueblo, aunque las mejores playas se encuentran a más de 4km de allí, por lo que es recomendable contratar un tour con las agencias locales para conocerlas.

El precio por persona por un tour por las distintas playas y cerros en un 4×4 es de 30.000 COP, para un grupo 6 personas. Lo contratamos directamente con el dueño del coche, quien nos vino a recoger a las 9 de la mañana y nos llevó de vuelta al pueblo sobre las 7 de la tarde.

Comenzamos con la visita a Playa Arcoíris para ver los colores que se forman al chocar el agua en las rocas; nos bañamos en Playa Dorada y disfrutamos de la vista panorámica desde el Pilón de Azúcar; bajamos a la cala de Cueva del Diablo antes de almorzar y disfrutar de un baño en la Playa Ojo de Agua, donde se encuentra el mirador de Piedra Tortuga; terminamos el día admirando la puesta de sol desde El Faro.

Playa Dorada
Playa Ojo de Agua con el mirador Piedra Tortuga al fondo
Vistas desde el Faro al atardecer
Atardecer desde la playa de Cabo de la Vela

Punta Gallinas

El camino de tierra que conecta Cabo de la Vela y Punta Gallinas recorre lugares remotos del desierto Guajiro, pasando por viviendas construidas en medio de la nada, donde aparecen niños o mujeres Wayuus bloqueando el paso con cuerdas. Nuestro conductor, también de etnia Wayuu, no pagó ningún peaje y pudimos seguir la ruta sin problemas. Tras casi 5 horas llegamos al parking de Bahía Hondita, donde tomamos un pequeño bote para cruzar al Hospedaje Alexandra.

Vistas de Bahía Hondita desde el Hospedaje Alexandra

El tour en 4×4 incluía también las visitas a los lugares destacados de la zona. Comenzamos con una visita al Faro de Punta Gallinas, el lugar más septentrional de América del Sur; seguido de la vista panorámica desde el Mirador de Casares y las Dunas y Playa de Taroa, donde disfrutamos de un baño antes de regresar al hospedaje a comer. Por la tarde caminamos a la playa Punta Agujas, donde disfrutamos de un baño y vimos el atardecer.

Mirador de Casares
Dunas y Playa de Taroa
Atardecer desde Punta Agujas

Los Wayuu

La Alta Guajira está gobernada por el pueblo Wayuu, la comunidad indígena más numerosa de Colombia y Venezuela, con una población estimada en más de 400.000 personas.

La península de la Guajira comprende 38.300 km2 divididos en los departamentos de la Guajira en Colombia y el estado Zulia en Venezuela. Ni la llegada de los colonizadores europeos en el siglo XV, ni la creación de las naciones Colombiana y Venezolana en el siglo XIX, han impedido que los Wayuu mantengan su lengua, cultura y tradiciones. De hecho, gozan de autonomía legal reconocida por ambos estados.

Esta sociedad matriarcal, en la que la raza se hereda por la sangre de la madre, es poligámica y sigue ritos ancestrales como el pago de dote a la familia de la esposa y la reclusión de las mujeres al inicio de su menstruación. Los conflictos entre familias o clanes se solucionan con una compensación a los afectados, ya sea en ganado, dinero, propiedades o incluso vidas humanas.

Esta región rica en recursos naturales como el carbón, el gas y el petróleo es actualmente una de las más pobres de Colombia. La Alta Guajira tiene un clima muy árido y un grave problema de escasez de agua. Al descenso de las precipitaciones propio del cambio climático, se une la desviación del caudal del río Ranchería para la explotación de la mina de carbón Cerrejón en 2014.

Mina de carbón Cerrejón

La carencia de agua en una sociedad con economía de subsistencia ha generado grandes problemas de hambruna visibles en los pueblos que visitamos. Pese a que el turismo y la producción de artesanías como las coloridas mochilas Wayuu han supuesto una nueva fuente de ingresos para este pueblo, no es suficiente para acabar con esta creciente crisis humanitaria.

Los Wayuu acusan al estado de corrupción y tenerlos olvidados, pero a la vez temen recibir su ayuda por miedo a perder su tradición y costumbres.

Mujeres Wayuu vendiendo sus bolsos tejidos a mano

Ana Martinez

Ana Martinez

Hola, me llamo Ana y soy el alma viajera detrás de SIVANA. Soy periodista y actualmente vivo en Madrid. Desde 2008 he visitado 46 países. Viajo sola, con mochila y presupuesto low cost. Quiero compartir contigo esos lugares mágicos y poco conocidos que tuve la suerte de visitar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar