Voluntariado en Nepal

Siurung es un pueblito en Lamjung situado en el área de conservación del Annapurna. Es el lugar ideal para combinar un voluntariado con un treking por el circuito de Annapurna.

¿Estás buscando un voluntariado en Nepal?

Siurung es un pueblito en Lamjung situado en el área de conservación del Annapurna. Es el lugar ideal para combinar un voluntariado enseñando inglés en la escuela del pueblo con un treking por el circuito de Annapurna.

Calles empedradas de Siurung

Conoce a los Gurung

El programa de voluntariado en el pueblo de Siurung ofrece la oportunidad de colaborar con una comunidad de etnia Gurung, conocer su cultura y disfrutar de su deliciosa gastronomía.

Esta pequeña y remota aldea de estrechas calles empedradas está situada en la zona de conservación del Annapurna y ofrece una vista fantástica de Manaslu, la octava montaña más alta del mundo.

La mayoría de los habitantes de Siurung tiene una economía de subsistencia basada en la agricultura y la ganadería, siendo el 90% de su consumo de producción propia. En los alrededores del pueblo abundan los arrozales, cultivos de maíz, mijo, lentejas y soja, así como plantaciones de té y pequeños huertos sembrados de frutas y verduras de temporada. Las familias tienen panales de miel en sus patios, flores y plantas medicinales. Es frecuente encontrar búfalos, ovejas, cabras, pollos y gallinas vagando libremente por la aldea, cuyo único vehículo motorizado es el jeep que una vez al día les conecta en 3 horas con Besisahar, el pueblo más grande de la zona y puerta de entrada a los caminantes del circuito del Annapurna.

Siurung cuenta con dos pequeños comercios y tres casas que ofrecen alojamiento a los turistas que visitan el pueblo, en su mayoría senderistas que toman una ruta alternativa durante su caminata por el mencionado circuito del Annapurna.

Voluntariado en Nepal

Las nuevas generaciones en Siurung

La educación es clave para impulsar el desarrollo económico, político y social de los habitantes de Siurung. La capacidad de hablar inglés es un requisito esencial para trabajar en la industria del turismo, la mayor fuente de empleo en Nepal junto con la agricultura.

Desafortunadamente, la mayoría de las escuelas públicas en Nepal no cuenta con maestros calificados para impartir esta materia. Por lo tanto, la enseñanza efectiva del inglés solo es viable para los niños que asisten a centros de educación privados.

Shree Lata Kunja

Shree Lata Kunja es el colegio de educación primaria de Siurung y de la aldea vecina Khalaguiri, una escuela gubernamental que brinda educación gratuita a niños de entre 6 y 14 años.

La escuela no ofrece educación secundaria, por lo que la única alternativa de los jóvenes para continuar estudiando está en Khudi o Besisahar. Ambas localidades que se encuentran a aproximadamente 3 horas en jeep desde Siurung,

Muy pocas familias en Siurung pueden asumir el coste de enviar a sus hijos a estudiar a estos centros, por lo que la educación de la mayoría de los niños del pueblo finaliza al cumplir los 14 años.

Vulnerabilidad de las mujeres

A esta temprana edad, la mayoría de los jóvenes de Siurung continúan con las labores de agricultura y ganadería de sus familiares, ayudan a la construcción de nuevas casas o a reparaciones de las ya existentes.

No tardan mucho en casarse y formar una familia, ya que los acuerdos matrimoniales de los Gurung se realizan entre miembros de la comunidad a edades bastante tempranas. En estos acuerdos, la familia del hombre debe pagar una dote a la de su futura mujer.

Debido a esta transacción, los hombres Gurung consideran a sus esposas una adquisición que deben amortizar con los trabajos más arduos y la crianza de muchos hijos que garanticen su sustento en la vejez. Las mujeres Gurung tienen un papel secundario en la toma de decisiones y realizan las tareas más pesadas. Es frecuente verles cargando cestas de mimbre con piedras, adobe y madera.

La posibilidad de estudiar brinda a las nuevas generaciones la oportunidad de cambiar esta práctica y obtener un trabajo distinto de la agricultura y ganadería.

¿Cómo podemos ayudar a las nuevas generaciones de Siurung?

En Siurung Village Project ofrecemos un voluntariado en Nepal impartiendo clases en inglés y ayudando a los estudiantes a mejorar su conocimiento en el idioma. Esto les ayudará a conseguir un trabajo en la industria del turismo, una alternativa a los trabajos de agricultura y ganadería.

Niños de la escuela del voluntariado en Nepal

Programa para profesores de inglés

Requisitos

El trabajo de profesor de inglés voluntario no se requiere experiencia previa, pero sí ser una persona paciente y entusiasta. La mayoría de los más de 80 estudiantes de la escuela tiene un nivel de inglés básico que les impide comunicarse de forma efectiva.

Los libros de texto de Inglés, Matemáticas, Ciencias naturales y Ética están in Inglés, mientras que Lengua, Historia y Nepalí se imparten en su lengua materna. Esto facilita mucho la labor de los voluntarios, que pueden seguir las lecciones establecidas en los libros de texto junto con el profesor local que traduce cuando es necesario.

Los niños en Siurung son muy amables y respetuosos con sus profesores, por lo que resulta muy fácil organizar las clases pese a la barrera del idioma. Les encantan los juegos, los deportes, la música y el baile. Son muy creativos y participativos en clase.

Rutina diaria del voluntariado en Nepal

El ritmo de vida de Siurung es lento, libre de estrés y con horarios bastante flexibles. Este sería un ejemplo de día normal de los voluntarios:

El día comienza con un desayuno sobre las 8:30-9:00.

Las clases comienzan a las 10:00, con un descanso de media hora para el almuerzo a las 12:30.

Las clases finalizan a las 16:00, de domingo a jueves; y a las 14:00 los viernes.

Tras la escuela los voluntarios cuentan con tiempo libre para descansar, pasear por el pueblo o explorar los alrededores.

La cena se sirve entre las 19:30 y las 20:30.

Alojamiento en Siurung

Exiten tres casas que ofrecen el servicio de Homestay a los visitantes de Siurung. Una de ellas es la casa de Umar Gurung, el director de la escuela.  Él y su esposa Kumari, que da clases de los niños de 1er curso, organizan la estadía de los voluntarios en el pueblo.

Cuentan con una habitación con una cama doble y una habitación triple para acomodar a los invitados.El coste del alojamiento con todas las comidas y bebidas es de 1150 rupias diarias, aproximadamente 9 euros.

Tiempo libre

Simplemente caminar por Siurung es una experiencia cautivadora. Pasear por las calles empedradas, recorrer los campos o visitar los pequeños templos hindúes y budistas del pueblo.

También hay varias caminatas cortas desde el pueblo, como al mirador Horseshoe o a las aguas termales.

Puedes ver los lugares mencionados anteriormente en este video musical promocional filmado en Siurung:

Cómo llegar a Siurung

Siurung se encuentra en la zona de conservación del Annapurna, siendo la ciudad más cercana Besisahar, que ofrece conexiones en bus y minivan desde Katmandú (5-6h), Pokhara (4-5h) o Chitwan (4-5h). Una vez en Besisahar, puedes tomar un jeep que va directo a Siurung, cuesta 500 rupias y dura aproximadamente 3 horas.

¿Cuándo es el mejor momento para visitar Siurung?

Hay cuatro estaciones en Siurung:

Invierno, de diciembre a marzo, cuando las temperaturas bajan a menos y el pueblo se cubre de nieve.

Primavera, de marzo a junio, con temperaturas suaves y cielos despejados. Es un momento ideal para viajar a la zona del Annapurna.

El verano, de junio a septiembre, es la temporada de lluvias y la más cálida. Las fuertes lluvias del monzón causan deslizamientos de tierra que impiden utilizar el camino del jeep desde Besisahar a Siurung. En estas fechas la alternativa es ir a pie desde el pueblo de Bulbuhlé. Se trata de una caminata de unas 4 horas y una diferencia de altitud de unos mil metros.

Por último, otoño, de septiembre a noviembre, las temperaturas son suaves con días soleados y noches frías a medida que se acerca la temporada de invierno. Un excelente momento para visitar Siurung y caminar por el área del Annapurna.

¿Qué puedo traer a Siurung?

No hay absolutamente ninguna obligación de traer bienes a la aldea. Pero, como la mayoría de los voluntarios me preguntaron qué pueden traer, este es mi consejo personal:

Los Gurung tienen acceso limitado a productos manufacturados profesionales, por lo que les resulta de utilidad recibir material escolar y ropa para niños, especialmente de abrigo.

Voluntariado en Nepal

Mi experiencia de voluntariado en Nepal

Yo acabé en Siurung por casualidad. En un principio iba a hacer un voluntariado en Khudi, pero que cambié a última hora para unirme a una voluntaria Australiana que iba a Siurung. Nunca había sido profesora y prefería tener un referente y compañía en esa aventura.

La llegada allí no fue fácil. Era septiembre y hacía un sol abrasador, pero la carretera del jeep seguía cortada por los deslizamientos de tierra provocados por el monzón. Así que tuvimos que caminar desde Bulbuhlé más de 4 horas para llegar al pueblo, cargando con las mochilas y las maletas que llevábamos con material escolar. Por suerte, dos chicos de Besisahar nos ayudaron a cargar los bultos más pesados.

Siurung está situado en la cima de una montaña, por lo que no se ve el pueblo hasta que subes la ladera. Desde el primer momento me fascinó la belleza de sus casas, las estrechas calles empedradas, los animales caminando libremente y la amabilidad de la gente.

Al llegar, en la entrada del pueblo nos estaban esperando algunos de los estudiantes más mayores, con té y galletas para recuperar fuerzas. Nos dijeron sus nombres, riendo, con timidez por tener que hablar inglés, algo que no hacen con frecuencia. No tardé en darme cuenta que la presencia de extranjeros sigue siendo un evento para los habitantes de Siurung, que hasta 2018 había recibido a 7 voluntarios. La noche de nuestra llegada muchos niños y algunos profesores vinieron al patio de la casa de Umar y Kumari a darnos la bienvenida con música y bailes tradicionales.

Rompiendo barreras

Eliza y yo dábamos clases de inglés y ciencias, con ayuda de los profesores o por nuestra cuenta. Fue complicado comunicarse con los estudiantes más mayores, por su timidez y desconocimiento del idioma. Si bien cada día que pasaba se animaban a participar más y hablar en inglés. Los más pequeños estaban encantados aprendiendo con canciones y juegos. 

Mi experiencia en Siurung fue breve pero intensa, realmente inolvidable pese a que estuve allí menos de tres semanas. Nos marchamos justo antes del festival de Dashain, tras el imprevisto cierre de la escuela que duraría un par de semanas. De esta forma, decidimos hacer parte del circuito del Annapurna, un trek con paisajes realmente impresionantes.

Mi pueblito en el Annapurna

Hace casi cuatro años que estuve en Siurung, y aún recuerdo el olor a leña por las mañanas, sentada en el patio de Umar y Kumari, sintiendo el sol en mi cara, escuchando el canto de los pájaros, el cacareo de las gallinas y los cascabeles de los bufalos. Relajada, sonriendo y saludando a cada vecino a su paso por la calle. Esperando la visita de algunos niños que solían pasar a recogernos de camino a la escuela. Recuerdo sus ágiles pies caminando en chanclas a toda velocidad por las calles empedradas, mientras que yo apenas podía seguir su ritmo con mis botas de treck.

Fui tremendamente feliz en Siurung y estaré eternamente agradecida a cada una de las personas que hicieron posible esta experiencia. Tras dos años viajando de mochilera por Asia y América, después de visitar 48 países, puedo asegurar que Nepal es mi hogar fuera de mi hogar. El recuerdo de mis días en Siurung siempre será un escape de la rutina de la vida en Madrid. Una razón para sonreír y tomarme un descanso del estresante trabajo en la oficina, de los apresurados viajes en metro o de los cielos sin estrellas de la capital. Respiro hondo y vuelvo allí, a Mi pueblito en el Annapurna.

Ana Martinez

Ana Martinez

Hola, me llamo Ana y soy el alma viajera detrás de SIVANA. Soy periodista y actualmente vivo en Madrid. Desde 2008 he visitado 46 países. Viajo sola, con mochila y presupuesto low cost. Quiero compartir contigo esos lugares mágicos y poco conocidos que tuve la suerte de visitar.
Previous post Rinjani, tocando el cielo en Indonesia